El día de la MADRE tierra

Hoy, es otro día de celebración, esos en los que «madre que no hay más que una», pero yo diría que esto no es del todo así, SI, hoy es un día de celebración con uno de los Seres más hermosos, el Ser que da y genera Vida. La MADRE. ¿Qué gran poder y capacidad tienen las madres, ¿no crees? Pero, ¿qué sucede con la Gran creadora? La Madre Tierra.

Una madre no solo es quién te crea, si no quién te cuida, te cría, acoge y alberga. La que te ve crecer, y te sostiene. Incluso a veces, te ve torcer y, aún así, te sigue sosteniendo. No te pide nada, sino todo lo contrario, una madre da por naturaleza. Y su naturaleza es Crear. Es dar Vida a la Vida.

Y así sucede con la madre de todas las madres. La MADRE TIERRA. ¿Qué pasa con ella? Nos ha creado, nos ha sotenido, nos acompaña allá a donde vamos, hasta el infinito y más allá, nos enseña sus máximas maravillas, quiere que cumplamos nuestros sueños y deseos, y nunca nos pide nada. A veces, como las demás madres, se enfada, y nos lo hace saber, mostrándonos lo que es capaz de hacer si seguimos tirando de esa cuerda que, YA, está demasiado tensa.

La madre en la psicología sistémica es símbolo de Abundancia y Amor. Y es que así es ella, espléndida y expansiva.

Nunca nos pide nada y… ¿Cómo actuamos nosotros? Destruyéndola y creyendonos con derecho a. Al igual que ese/a hijo/a con su madre. Creyendo que nosotros, los hijos, estamos por encima, que nosotros al ser hijos se nos tiene que abastecer de todo, sin respetar nada, creyéndonos que podemos pasar por encima de ella. Aunque ella, en su plena sabiduría, ya no viene con la zapatilla, no, viene con algo peor, la extinción.

La extinción de todas las especies, como sigamos a este ritmo de inconsciencia y superproducción. Aun a expensas de no poder más, nos avisa, constantemente, con pandemias, con Filomenas, con calor en invierno y lluvias torrenciales en verano. Nos lleva avisando mucho tiempo y ¿nosotros? ¿Qué estamos haciendo? ¿Qué le estamos devolviendo a tanta abundancia y amor cedido por su parte?

Llegará un día en que ese «verás» del «como vaya yo y lo encuentre» será demasiado tarde y no será la zapatilla la que vendrá volando hacia nosotros a lo largo del pasillo, si no que la desaparición de todo lo que conocemos como planeta tierra, será nuestra realidad.

Ella, puede sobrevivir sin nosotros, lo lleva haciendo siglos, pero, se nos ha olvidado que nosotros no podemos hacerlo sin ella. Somos dependientes, nacemos dependientes y moriremos dependientes, pero, qué bonita dependencia si es de ella.

¿Por qué nos empeñamos en acabar con esta unión? Más que una simbiosis donde los dos salen en beneficio, es parasitismo donde uno gana si el otro cede, pero éste NO aprende, sin darse cuenta de que así, ambos pierden: La vida.

Seguimos con el pensamiento de «yo eso no lo veré», pero nueve años están a la vuelta de la esquina. ¿Sabías que estamos a ese tiempo del punto de no retorno en lo que aplica a la emergencia climática?

Ha pasado un año y un mes de confinamiento, de pandemia y ¿no hemos sido conscientes aún de la razón originaria de lo sucedido?

Más allá de teorías conspiranoicas, la sabiduría ancestral, la sabiduría original, nos pidió hace un año una toma de conciencia. Y nos avisó de lo que viene, si todo sigue igual.

Esta será la primera de muchas como sigamos a este ritmo. Un ritmo frenético de destrucción, por nuestros hábitos y costumbres de consumo.

TODA acción, aunque creamos que NO, que «solo es un papelito», «solo es un plástico», -o, por otro lado- «solo soy una persona que no puede cambiar nada», cuenta. Cuenta en los dos extremos de la polaridad, como siempre el bien y el mal.

Toda acción, por tanto, tiene unas consecuencias, de destrucción o de creación.

Y esa acción, viene precedida de un movimiento interno: Amor, yendo hacia la unidad y abundancia o Miedo, dejándonos arrastrar por el Ego.

En cada uno de nosotros está la capacidad de poder elegir, como siempre, desde donde nos queremos mover.

¿Cuándo vamos a tomar consciencia de que somos UNO?

Formamos parte de un sistema, Si. Pero no solo el que conocemos como sistema social, sino el Gran Sistema Natural:

El planeta Tierra.

¿Cuándo tomaremos consciencia de que este es nuestro único hogar? De que, al igual que nuestra casa física la mantenemos limpia, ¿por qué no hacerlo así con nuestro HOGAR? Si lo ensuciamos, lo mal tratamos, lo destruimos, en realidad, nos tiramos piedras sobre nuestro tejado: nos destruimos a nosotros.

El TOP de la pirámide de Maslow es la auto-realización, alcanzar el bienestar físico y emocional, estar en paz, etc, es decir, liberarnos de nuestro propio sufrimiento, ¿verdad? El dolor emocional que se enquista y nos hace sufrir. Y eso está genial pero, ¿Cómo vamos a liberarnos 100% del sufrimiento, si estamos infligiendo sufrimiento ajeno? No es posible, no es coherente con la vida.

La vida no nos deja de enseñar nunca que, todo lo que hacemos al otro, hacia fuera, en realidad, nos lo hacemos a nosotr@s.

¿Qué hay detrás de nuestros actos? ¿Están alineados con nuestro valores?

Que no se nos olvide nunca: somos nosotros los invitados y pertenecemos al sistema, no al contrario. Y como tal, deberíamos comportarnos como cuando vamos a casa ajena.

En el día de la MADRE tierra, hagamos algo por ella, al igual que en el día de la madre o del padre, ya que en realidad no hay diferencias. Regalémosle algo. Regalémosle la libertad. Dejemos de oprimirla, presionarla y destruirla con nuestros hábitos.

Hagamos un consumo y producción más consciente. Otro tipo de consumo es posible.

No creas nada de lo que dice tu mente acerca de si una acción en pro a la tierra “no vale para nada” o “ya no hay tiempo suficiente”. Hazlo, aún así, hazlo, si así lo sientes, hazlo. Muévete. Hazlo por ella, hazlo por ti que vives aquí, pero, sobre todo, hazlo por ellos: tu legado.

Por que dice mucho de uno si, al llegar a un lugar destrozado o herido, lo deja mejor de lo que se lo encontró, sea una casa, una persona, un animal o un lugar, como en este caso, la tierra.

El cambio y el poder están dentro de ti, en tus manos, decisiones y acciones. No lo olvides nunca. Tú puedes elegir, elige salvarte. Elige salvarnos, eligiendo el cuidar de ella: Tu madre Tierra.

Hoy, es el día de la MADRE Tierra.

Y tú, ¿Qué vas a hacer por ella?

Vídeo del día de la Tierra

Únete a la comunidad para estar al tanto de los siguientes proyectos sostenibles en los que estamos trabajando, los cuáles tu participación es punto clave de su éxito.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *